Saltar al contenido

¿Qué es la dieta Crudivegana?

Beneficios de la dieta crudivegana

La alimentación crudivegana es una nueva moda gastronómica que ha llegado con fuerza a los libros de recetas.

Se trata de un nuevo concepto de dieta compuesta por vegetales en estado natural, lo que significa que se ingieren crudos y sin haber experimentado ningún tipo de proceso.

También conocido como comida viva, raw vegan o raw food, este nuevo método alimenticio es de gran ayuda para disminuir el colesterol, bajar de peso y, en general, mejorar el estilo de vida.

La base de la dieta crudivegana son todos aquellos vegetales de fácil digestión y bajos niveles de almidón, entre los que destacan las frutas, las verduras y hortalizas, las semillas y los frutos secos, entre otros.

Como su nombre indica, este tipo de alimentación excluye por completo cualquier producto de origen animal, y también ciertos vegetales con alta concentración de almidón.

¿Qué alimentos puedo comer?

Los productos que la alimentación crudivegana incluye son, básicamente, frutas, verduras, algas, hortalizas, semillas, raíces, frutos secos, aceites y germinados, así como alimentos deshidratados.

Esta dieta, a pesar de sus restricciones, ofrece infinidad de posibilidades a la hora de poner en práctica recetas originales y variadas. Los expertos aseguran, sin embargo, que lo ideal es seguir “mono comidas”, es decir, ingerir un único ingrediente en cada comida del día.

Alimentos permitidos en una dieta crudivegana

Aunque no es esencial, esta práctica ayuda a favorecer la digestión y absorción de nutrientes.

Por ejemplo, es recomendable y altamente saludable desayunar varias piezas de fruta y cenar una buena ensalada.

Pero este hábito alimenticio es también perfectamente compatible con las fechas especiales y con el placer de disfrutar de la comida, con recetas como pizzas y lasañas veganas, pasteles, snacks…

¿Qué alimentos no puedo comer?

Para seguir correctamente este tipo de dieta, hay que tachar de la lista de la compra una serie de alimentos que, o bien son de origen animal, o bien agregan toxinas a nuestro cuerpo.

prohibida la leche de origen animal
La leche de origen animal no está permitada

Los productos que provienen de los animales no se limitan a cualquier tipo de carne y pescado, sino que también abarcan los huevos, lácteos y los derivados (queso, yogur…).

Los envasados y procesados, los transgénicos y el alcohol son algunos de los tipos de alimentos que se salen de la dieta crudivegana, así como todos aquellos productos cocinados por encima de los 42ºC, que es la máxima temperatura que los alimentos expuestos al sol pueden alcanzar).

Los productos refinados (sal, harina y azúcares), y los cereales y legumbres sin germinar tampoco caben en este estilo de vida alimenticio.

¿De qué alimentos obtengo las proteínas?

A pesar de lo que muchas personas creen, la cantidad de proteínas y aminoácidos que contienen los vegetales, germinados y semillas son suficientes para el organismo.

Además, aunque en la mayoría de casos no es necesario, siempre es posible complementarlos con suplementos que aportan un extra de proteínas.

Este tipo de nutrientes se encuentra en alimentos veganos como la soja, los frutos secos, los champiñones, leche de origen vegetal, las legumbres y, muy especialmente, hojas verdes.

De estas últimas, se recomienda consumir al día entre 400 y 500 gramos, combinados con otros alimentos veganos ricos en proteínas como las algas, las semillas (pipas de girasol y de calabaza, sésamo…).

¿Con este tipo de dieta tendré todos los nutrientes necesarios?

Es esencial informarse en profundidad sobre la cantidad de nutrientes que una dieta es capaz de aportar a nuestro organismos.

al contrario de lo que muchas personas creen, el hecho de eliminar las calorías vacías y los alimentos sin cocinar de nuestra dieta contribuye a una mejor nutrición.

En efecto, los vegetales contienen todos aquellos nutrientes “esenciales” para llevar un estilo de vida saludable, además de ser de fácil absorción y contribuir a un mejor funcionamiento de nuestro sistema digestivo.

Lo mejor es combinar diariamente los vegetales con propiedades diferentes para ingerir todo lo que el cuerpo necesita.

Por ejemplo, alimentos como la chía, el cáñamo, el aguacate o cualquiera de hoja verde son ricas fuentes de proteínas, mientras que el sésamo, el cacao y la espirulina aportan altos niveles de hierro.

Para ingerir calcio no hay más que añadir a nuestra dieta productos como el brócoli o los brotes de alfalfa y, para disponer de ácidos grasos, consumir frutos secos como las almendras o las nueces, entre otros.

¿Es normal que baje de peso?

La pérdida de peso es uno de los efectos positivos que tiene la dieta crudivegana en el organismo.

Mientras la grasa acumulada suele ser señal de mala alimentación -a excepción de ciertas enfermedades y patologías congénitas-, un hábito alimenticio saludable es una de las mejores formas de adelgazar, especialmente si se combina con ejercicio.

Pero una dieta basada en fruta, verdura, y vegetales en general, no solo es perfecta para eliminar la grasa sobrante, sino para expulsar los líquidos acumulados en el organismo.

¿Qué tipos de leche puedo tomar?

La leche tradicional no entra en la dieta crudivegana, evidentemente, por su carácter de origen animal.

No obstante, existen sustitutivos como las leches vegetales (de semillas, de arroz o de grano, como la quinoa), que, más allá de estar permitidas en este hábito alimenticio, son altamente recomendables, especialmente si se añaden a los batidos de frutas.