Saltar al contenido

Bizcocho Vegano sin Huevo

Bizcocho vegano

El bizcocho Vegano es conocido por muchas personas, pero a pesar de los tópicos que atribuyen a la comida vegana. Incluso podemos usar esta receta para elaborar postres o incluso tartas veganas.

El bizcocho vegano tienen la condición de soso, desabrido e incluso como algo poco contundente para llenar el estómago, existen multitud de comidas y postres riquísimos que nada tienen que envidiar a los que incluyen ingredientes de origen animal.

CÓMO HACER UN BIZCOCHO VEGANO

El hecho de que la comida vegana ofrezca grandes beneficios para la salud no significa que sea difícil de preparar: existe una gran variedad de recetas y combinaciones de ingredientes.

Pero lo más importante es que no provienen de otras especies animales, proporcionan el sabor que cualquiera desea encontrar en un buen postre.

Bizcocho vegano fácil

A pesar de estar pensado para personas que siguen un estilo de vida vegano, la siguiente receta es perfecta para todo aquel que no acostumbre a cocinar postres habitualmente.

Está hecho para que cualquiera puede disfrutarla de este postre sin siquiera percibir que se trata de un un alimento sin lactosa y huevo.

Los ingredientes necesarios para su preparación son los siguientes:

  • Harina de trigo (300 gramos).
  • Harina de maíz (entre 130 y 150 gramos).
  • Levadura en polvo (25 gramos, que se corresponden con tres cucharadas pequeñas).
  • Azúcar integral (150 gramos).
  • Yogur de soja entero o desnatado.
  • Dos piezas de fruta, a elegir entre plátano, pera, manzana… (Cabe la posibilidad de añadir frutos secos, según el gusto de cada uno).
  • Aceite de oliva (un cacito, aproximadamente).
  • Leche de soja (dos cacitos y medio, aproximadamente).

Todos estos ingredientes son muy fáciles de encontrar en cualquier supermercado o tienda de alimentos, y su correcta utilización puede desembocar en un dulce y esponjoso postre.

PREPARACIÓN

Para prepararlo, hay que seguir unos sencillos pasos, que comienzan por encender el horno a una temperatura de 220 grados centígrados.

Mientras se calienta, podemos comenzar a hacer la mezcla de los distintos tipos de harina (de trigo y de maíz) y la levadura en un bol de tamaño mediano.

Bizcocho Vegano esponjoso

Tras realizar esta mezcla, seguimos el mismo procedimiento con el yogur de soja y los frutos secos, así como de las piezas de fruta escogidas, pero en un recipiente distinto.

Antes de añadir la leche de soja, bañamos estos ingredientes en aceite de oliva y añadimos una cantidad de leche dependiendo del gusto de cada uno.

Se baten todos los ingredientes y, por último, se polvorea con azúcar integral.

Una vez tenemos las dos mezclas en los dos recipientes, estas se juntan en uno solo y se remueve bien.

En este momento ya tenemos lo esencial de este pastel vegano; únicamente faltan los últimos toques para darle ese punto especial y terminarlo.

El siguiente paso es untar margarina en el molde en el que vamos a volcar la mezcla y esparcir un poco de harina en él, antes de meterlo en el horno, que ya debe estar caliente.

Lo sacaremos cuando la masa alcance la altura y tamaño correctos.

bizcocho vegano sin gluten

Llegados a este punto, comenzamos a bajar progresivamente la temperatura del horno, pasando de los 220 grados centígrados iniciales a 200 y, después a 180 grados.

Con algún artilugio puntiagudo y metálico, como un tenedor o un cuchillo, pinchamos la masa, cuya superficie ya debe ser de color dorado, para comprobar si, al sacarlo, sale limpio y seco.

En ese caso, apagamos el horno y sacamos el postre, listo para dejarlo enfriar y, lo mejor de todo: ¡ hincarle el diente !

Este es solo un ejemplo de las mil combinaciones que, con un poco de imaginación, se pueden hacer con ingredientes exclusivamente veganos.

Pero variarán enormemente dependiendo del paladar de los “ degustadores ”.

También puede elaborarlo sin azúcar, es muy saludable y puede dar infinidad de opciones como un pastel de frutas, o incluso de chocolate sin huevo o sin lactosa… pasando por multitud de opciones, todas ellas deliciosas.

BIZCOCHO PARA VEGANOS SIN GLUTEN

Aunque poco a poco están logrando que esta enfermedad se reconozca, las personas celíacas se encuentran en una constante búsqueda de platos económicos y variados sin gluten.

El problema parece agravarse si, además, el celíaco y/o su familia desean llevar este estilo de vida.

Pero la celiaquía no tiene porqué impedir esta decisión: cada vez más, recetas que excluyen ingredientes de origen animal y respetan las necesidades de los celíacos están invadiendo libros de cocina y blogs gastronómicos.

Un buen ejemplo es esta receta vegana, porque es una opción genial que, sin huevos y sustituyendo la leche convencional por leche de soja, te dejará también sin aliento.

Es increíblemente fácil y sencillo que de preparar, siendo perfectamente combinable con uno de los mayores placeres gastronómicos de la humanidad; el chocolate, pudiendo convertir la receta en un dulce “chocolate cake” vegano para dejar el listón bien alto entre tus invitados.

Este postre sin gluten, es un ejemplo de postre con estas características muy sencillo y cómodo de preparar, especialmente si lo hacemos en la thermomix, por las ventajas que ofrece este robot de cocina, entre ellas, ahorrar tiempo o dinero, cocinar con mayor precisión y elaborar platos más saludables.